El objetivo de las actualizaciones de Google -cambios en el algoritmo-, es mejorar los resultados que se devuelven al usuario en sus búsquedas. Para determinar la calidad de los contenidos y la relevancia de cada URL concreta, Google usa cientos de factores de posicionamiento. Los cinco algoritmos de búsqueda más populares son, por el momento, Caffeine, Panda, Penguin, Hummingbird y Pigeon. Cuando Google anuncia una actualización, lo hace con el propósito de acabar con las malas prácticas en SEO.

algoritmos-google-posicionamiento

¿De qué forma afectan las actualizaciones a tu clasificación en los resultados de búsqueda?

De acuerdo al contenido y la información almacenada en cada web, GoogleBot inspecciona la página, rastrea y recoge toda la información: las palabras y su ubicación en las páginas, las etiquetas y los atributos, añadiéndola al índice de Google. Cuando un usuario introduce unas palabras clave concretas en la casilla de búsqueda, Google busca en su índice de páginas y decide cuáles encajan mejor con el criterio de búsqueda, ofreciendo páginas que son relevantes al tema.

Caffeine: Se lanzó en 2009, dedicado a analizar de forma exhaustiva la estructura de la web en su índice. El objetivo es conseguir mayor velocidad y mejor indexación de resultados de búsqueda más relevantes.

Panda: Se lanzó en 2011 para sancionar aquellas páginas con contenido de baja calidad e irrelevante, o duplicado de otras páginas. ¿Qué considera Google contenido de baja calidad?

  • Contenido demasiado corto, que no proporciona información significativa sobre un tema en cuestión.
  • Contenido “maquillado”, copiado de otra parte con leves modificaciones en las frases para hacerlo pasar como contenido original.
  • Contenido nada semántico, una mera repetición de palabras clave. Claramente no diseñado para el lector sino para “subir posiciones” en las páginas de búsqueda, en un intento de atraer más tráfico.
  • Contenido duplicado de otra web. Esta práctica, además de dañar la reputación online, puede hacer que Google te ponga en su lista negra.

Penguin: Lanzado en 2012, para controlar las malas prácticas en torno a la estrategia del link-building, asegurando la calidad de los enlaces, identificando las webs con enlaces comprados, de baja calidad o no relevantes para el sector, webs molestas, etc. Los sitios que suelen verse penalizados por Penguin son aquellos con:

  • Estructura de enlaces con apariencia de SPAM.
  • Contenido no relevante.
  • Enlaces que no son de confianza.
  • Más del 50% de palabras que componen la URL (anchor text) son keywords.
  • Dominios redirigidos incorrectos.
  • Enlaces a otras páginas afectadas por malware.

Hummingbird: Lanzado en 2013. Empezamos a ver un énfasis por parte de Google en dotar de inteligencia al algoritmo, y dar mejores resultados al usuario a base de entender mejor sus búsquedas.

Pigeon: Lanzado en 2014, es el responsable de localizar nuestras búsquedas y devolvernos resultados más precisos con respecto a nuestra ubicación. De esa forma, si tecleas “Plaza de España” y estás en Sevilla, no te indicará la de Madrid, y no hará falta que hayas especificado la ciudad en la que estás dentro de la búsqueda. Otro ejemplo: sales a la calle y tecleas “farmacia”. Pigeon se encargará de ordenarte los resultados en base a cercanía.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, y manteniendo una actitud de análisis y los ojos bien abiertos hacia lo que venga, podemos concluir con un resumen básico de buenas prácticas en tu producción de contenido:

  • Documéntate: estudia a tu audiencia y genera piezas de interés.
  • No hagas publicaciones demasiado cortas. Se aconseja un volumen de 350 palabras en adelante.
  • No dupliques contenido.
  • Haz un buen estudio de palabras clave y de tendencias de búsqueda de tu audiencia.
  • Redacta bien y evita por todos los medios el uso excesivo de keywords.
Fotografía del artículo: @diomari

Leave a Reply