En el entorno actual de competencia en el que nos encontramos, dar con las claves para conseguir aumentar la conversión en nuestras acciones de marketing es fundamental. Aunque no haya recetas maestras, hay ciertos elementos a tener en cuenta que nos ayudarán en la difícil tarea de ganarnos la atención y el favor de los usuarios. Ni el análisis de datos es la solución, ni el enfoque visceral al consumidor será milagroso. Lo mejor, como siempre, es la combinación de factores.

“Mismas soluciones no funcionan en diferentes sites, aunque trabajemos en el mismo mercado y con los mismos usuarios” – Peep Laja

Vamos apañados si uno de los que saben de esto, como es Peep, el fundador de ConversionXL, dice esto en sus ponencias. Aún así, no hay que desesperar porque, aunque no haya recetas secretas, sí hay maneras de mejorar y más en un medio en evolución constante como es Internet. El secreto está en aplicar diferentes capas de información y estrategias a nuestras acciones de conversión. Empecemos por los datos.

Datos y análisis

Si queremos que nuestra estrategia de landing pages o email funcione, debemos tomarnos en serio el análisis de datos. La analítica se puede realizar en cualquier tamaño de empresa y con los recursos que cada uno tenga a disposición. Un buen análisis de nuestro Analytics puede ayudarnos a dar con la clave del éxito. Hay que tener claro ciertos principios y aplicarlos antes de lanzarnos a crear una acción estratégica de Marketing.

  •  Utiliza tus datos para segmentar con propiedad. Un análisis cruzado de datos de analítica, redes sociales y perfiles de usuario enriquecidos por tus herramientas de Inbound te puede dar la clave para responder a preguntas básicas: ¿Qué les tengo que ofrecer a mis usuarios? ¿Dónde lo tengo que ofrecer?, y con qué estructura o frecuencia.
  • Selecciona tus KPIs con sentido. Estudia bien qué quieres conseguir y cómo vas a medir el éxito de tu acción. Recuerda que puedes trabajar en cualquier parte del embudo de tus leads actuales o futuros y que es muy importante medir bien para tener un ROI del que sentirse orgulloso.
  • Haz pruebas. Puede que hayas encontrado un buena estructura y puesto el botón donde crees que debías hacerlo basándote en mapas de calor, pero no está de más que hagas tests A/B y compares resultados. ¿Qué modelo me ofrece menores tasas de rebote? ¿Porqué tengo interacciones más rápidas aquí pero menor conversión final? ¿Estoy jerarquizando bien mi contenido para obtener mejores resultados? Claramente tendremos muchas dudas que resolver y muchas pruebas que realizar antes de dar con la mejor solución para nuestra marca, pero recuerda que los datos deben estar en el contexto adecuado. Y ese contexto es el de tus usuarios y el de tu marca.

Oli Gardner tiene una muy curiosa forma de tirar por tierra todo lo que los datos arrojan como soluciones perfectas a la hora de construir páginas de conversión: la Frankenpage. Creemos que no hay muchos ejemplos mejores para ilustrar cómo los datos por sí solos no consiguen nada.

Fotografía del artículo © Brad Halcrow

Leave a Reply