Conoce la función del hashtag y úsala al difundir tus contenidos en redes sociales. 

El carácter cotidiano de las redes sociales hace que en ocasiones se difumine la utilidad de algunas de sus herramientas formales. Tener claras las ventajas de su correcto uso es esencial para ver tus publicaciones compartirse y crecer.

El hashtag (#) incluye el término al que acompaña en un hilo de conversación común en la red. La utilidad de ello es destacar términos y agruparlos por temas: sumarte a ese hilo y que los usuarios te encuentren cuando busquen información sobre ese topic.

Veamos un ejemplo: Estás haciendo una publicación en Facebook sobre inbound marketing, en concreto sobre la tipología de leads, tal que así:

[…] De todos los #leads generados, ¿a cuántos pondrías la condición de #MQL?

Poniendo esta distinción de hashtag en los términos “lead” y “MQL” conseguirás incluirles en la conversación general. ¿Cuál? La que generará resultados en buscadores al coincidir con el criterio de búsqueda de los usuarios.

¿Cómo saber qué términos destacar?

El uso del hashtag se ha desvirtuado: en el plano personal se le ha dado un carácter cómico distinto al de su funcionalidad original, aunque con matices compartidos. No es extraño encontrar frases kilométricas a las que antecede el símbolo #, que no es sino una forma ocurrente de expresar una frase. Al clicar nos lleva, en la mayoría de los casos, a 0 resultados, excepto en ocasiones en las que la frase en cuestión responde a un código de comunicación popular, que variará en torno a la zona geográfica y el perfil demográfico del usuario.

Los términos que debemos destacar son aquellos específicos que concentran el interés de nuestra explicación. En el caso de leads y MQL, son palabras que individualmente generan conversación. En otra frase quizá nos interese destacar una combinación de términos, como #marketingDigital, por ejemplo.

Notoriedad e impacto:
piensa bien qué quieres destacar.

La elección de palabras debe seguir nuestra estrategia y el tono de nuestra línea de comunicación, y guardar un equilibrio en cuanto al número de palabras con hashtag y el número de palabras totales: de tres a cinco en una publicación mediana (4 líneas) suelen ser suficientes. Recuerda, no hay que entorpecer la lectura en ningún caso o aburriremos a nuestro prospecto.

Fotografía del artículo © Adrienne Raquel

Leave a Reply